Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Historias de Éxito / Asistencia Tecnológica Más Allá de Fronteras: Don Toño

Asistencia Tecnológica Más Allá de Fronteras: Don Toño

Historia de un periodista mexicano que luego de un accidente cerebrovascular (CVA) utiliza la asistencia tecnológica para comunicarse, trabajar y controlar su ambiente.

Foto de Don Antonio Barallobre Nadal

Por Mauricio Lizama, Ph.D, ATP

“TENGO MUCHAS COSAS QUE ESCRIBIR.” Esta afirmación, formada letra a letra por medio de un rudimentario sistema de comunicación, fue la puerta de entrada de Don Antonio Barallobre Nadal al mundo de la asistencia tecnológica. Don Toño, como le llamamos de cariño, es un periodista Mexicano de 62 años que vive en la ciudad de Villahermosa, en el estado de Tabasco, junto a su esposa Gloria y a sus hijos. Luego de más de 15 años de vida periodística y a consecuencia de un derrame cerebral en Julio de 2001, Don Toño pierde su capacidad de hablar, pierde su control motor desde el cuello hacia abajo (cuadriplegia) y en consecuencia pierde también su trabajo. Al repecto Don Toño escribe: “Soy una persona con tetraplegia, privado de todas mis facultades físicas, menos la de pensar.  No podía comunicarme ni para lo mas imprescindible, sentí que  mi vida había acabado, los momentos depresivos eran tan frecuentes, que obligaron a mis queridos esposa e hijos a buscar la ayuda del centro de rehabilitación del DIF Tabasco [oficina para el Desarrollo Integral de la Familia] en donde me aplicaron diversas terapias que me hicieron mucho bien, pero fueron [las personas] del Programa de Asistencia Tecnológica, los que por medio de la constancia y paciencia lograron que pudiera comunicarme y retomar mis actividades periodísticas.”

La psicóloga Verónica Carvallo, quien para entonces era parte del DIF Tabasco, trabajó junto al PRATP en la evaluación, selección y adaptación de tecnologías de bajo costo que permitieran la inclusión social de Don Toño. El trabajo se inició con la fabricación de un sistema de comunicación portátil y de bajo costo ($1) construido con la caja que sirve de envase al papel aluminio. Don toño utiliza este equipo con gran eficiencia para comunicarse moviendo de los ojos y alzando las cejas. Luego, en un “tianguis” (pulguero mexicano) se consiguieron las piezas para fabricar un sistema de control ambiental que permitiera a Don Toño mover su cabeza levemente hacia la izquierda sobre una almohada adaptada para controlar su televisor y mover la cabeza a la derecha para activar una alarma en caso de emergencia. Con menos de $8 se preparó un interruptor, un “mouse” adaptado y una base para montar el interruptor que, junto a dos programas gratis bajados de Internet, permitieron a Don Toño usar la computadora mediante un leve movimiento de la barbilla y hablar con una voz artificial.

Corto tiempo luego de lograr acceso a la computadora, Don Toño retoma su profesión y comienza a trabajar como columnista del periódico Tabasco al Día. Posteriormente, junto al Dr. David Serrano y estudiantes de ingeniería mecánica de la UPR Mayagüez se desarrolló un sistema electromecánico anclado al techo para transferir a Don Toño de un lugar a otro dentro de su cuarto, debido a que la familia tenía mucha dificultad para sacarlo de la cama, pasarlo a su silla y viceversa. Este sistema se envió a México, fue instalado y está siendo usado con éxito por Don Toño y su familia. Dado que ellos viven en el segundo piso de un apartamento sin elevador, uno de nuestros proyectos de ingeniería en rehabilitación para el semestre agosto-diciembre 2005 (junto a los estudiantes de ingeniería UPR-Mayaguez) es diseñar, desarrollar y enviar a México un sistema de bajo costo que permita movilizar a Don Toño en su silla hasta el primer piso y de vuelta a su apartamento. Estamos seguros de que lo lograremos (aunque todavía no tengamos idea de cómo).

Y que hay del impacto que esta asistencia tecnológica ha tenido en la vida de Don Toño. Dado que nadie puede contar la historia de un individuo mejor que quien la vive, nos dice don Toño: “…ustedes han llenado mi vida de esperanza, me han hecho amar de nuevo a la existencia, yo que me había resignado a vegetar y causar lástima en los demás, de pronto me los encontré en mi triste camino, convirtiendo en  alegría lo que antes eran tristezas. Sólo a mi esposa y a mis hijos quiero más que a ustedes, por eso donde se encuentren, Dios los colme de bendiciones.”

Gracias a usted, nuestro querido Don Toño, por permitirnos entrar en su vida y conocer la grandeza de un espíritu que sólo pide las herramientas necesarias para continuar luchando. Desde Puerto Rico vaya a usted nuestra admiración y amistad.

 

Don toño en sistema de lifter Don Toño 3

Don Toño 4

Acciones de Documento

archivado en: