Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / Mayor Independencia con la AT

Mayor Independencia con la AT

por Linette Santiago el día 31/08/2011 10:40 |
Uno de los mayores deseos de los seres humanos es disfrutar de funcionalidad e independencia en el diario vivir. Al momento de considerar estos elementos para las personas de edad avanzada o con impedimentos, pueden surgir muchas interrogantes. Por ejemplo, ¿cómo van a preparar los alimentos, si no tienen mucha fuerza en las manos? ¿Cómo podrán asearse, si no pueden doblarse ni tienen mucho alcance? ¿Cómo van a recordar tomarse sus medicamentos o apagar los equipos eléctricos, si padecen problemas de memoria o su condición afecta la misma? ¿Cómo realizarán una llamada en caso de emergencias, si el teléfono está lejos? Las respuestas tradicionales a estas preguntas estarían dirigidas a institucionalizarlo o identificar un cuidador para que les asista.

Sin embargo, bajo estas consideraciones la Asistencia Tecnológica (AT) juega un rol protagónico; sobre todo, porque es una gran herramienta que permite lograr la deseada funcionalidad e independencia en el quehacer diario. Por tanto, se considera importante que los profesionales de servicios de estas poblaciones y el público en general conozca de una alternativa que permite a una persona con impedimentos mantener su funcionalidad y en ciertos casos aumentar su productividad por más tiempo.

La AT se define como cualquier artículo, equipo o sistema que sirve para aumentar mantener o mejorar las capacidades funcionales de la persona que lo utiliza. Es decir, la AT permitirá que una persona con alguna necesidad especial logre ejecutar una actividad por sí mismo. Por ejemplo, una persona con una condición médica que no le permita verbalizar (comunicar) lo que desea, puede utilizar un equipo de AT llamado comunicador que actuaría como su voz para transmitir lo que la persona desea expresar.

La AT se ha identificado como una herramienta que acrecienta las posibilidades de integración y participación activa en la sociedad de parte de las personas que la utilizan. El uso de la AT brinda un apoyo extraordinario en el manejo de los grandes retos de la población con impedimentos o de edad avanzada que desea seguir siendo independiente, funcional y capaz. Es importante destacar que cuando contemplamos la utilización de AT para personas de edad avanzada o personas con necesidades especiales, no implica la utilización de equipos sofisticados y de alta tecnología. La AT puede circunscribirse a equipos de baja tecnología que requiere poco o ningún diseño electrónico y que, de igual forma, maximiza el potencial de ejecución en la realización de diversas actividades.

La AT impacta todas las áreas de desarrollo integral de un ser humano. Por ejemplo, una persona con retos cognoscitivos puede utilizar AT para recordar los pasos de una tarea a seguir en el área laboral o en alguna actividad del diario vivir como prepararse alimentos. Una persona ciega puede utilizar sistemas para computadoras que le ofrecerán retroalimentación auditiva, permitiéndole manejar y navegar por Internet desde su computadora. De igual forma, una persona que se encuentre encamada, por alguna condición de salud, podrá manejar los enseres electrónicos que requiera desde su cama, sin necesitar apoyo de otra persona.

El campo de la Asistencia Tecnología es una ventana de grandes posibilidades para las personas que requieran de mayor funcionalidad e independencia al realizar actividades que van desde higiene, hasta comunicación, socialización, educación y trabajo. Lo importante es reconocer que la AT es la alternativa que hace posible que la persona que la utilice pueda gozar de una mejor calidad de vida y aumentar su participación social. Para mayor información sobre AT, pueden comunicarse al Programa de Asistencia Tecnológica (PRATP) o visitar nuestra página electrónica www.pratp.upr.edu.

Acciones de Documento