Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación para personas con afasia

Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación para personas con afasia

por María M. Hernández Maldonado el día 12/10/2016 00:00 |
Una persona con un diagnóstico de afasia presenta una pérdida parcial o total del lenguaje adquirido de forma previa. Esto puede reflejarse en dificultad para que la persona pueda expresarse, comprender lo que se le dice, escribir o leer.

La afasia se define como un trastorno adquirido que ocasiona alguna lesión en una región del cerebro que controla el lenguaje. Los factores que pueden desembocar en un diagnóstico de afasia pueden ser diversos, como por ejemplo trastornos circulatorios, problemas cardiovasculares, traumatismos, hemorragias y tumores.

Una persona con un diagnóstico de afasia presenta una pérdida parcial o total del lenguaje adquirido de forma previa. Esto puede reflejarse en dificultad para que la persona pueda expresarse, comprender lo que se le dice, escribir o leer. “La sintomatología de la afasia no depende, únicamente, de la localización de las lesiones en determinadas regiones cerebrales, como asumía el concepto anatómico clásico, sino también de las reacciones compensatorias del tejido cerebral intacto.” http://www.afasia.org/index.php/clasificacion-de-las-afasias. Desarrollándose así varias clasificaciones de las afasias, según los síntomas y localización de la lesión.

Algunos de los restos que pueden presentar las personas con afasia en relación con el manejo del lenguaje (expresivo y receptivo) se pueden manifestar en dificultad para encontrar la palabra o palabras adecuadas para expresarse; omisiones de los artículos, preposiciones y conjunciones en las oraciones que se producen; no poder iniciar conversaciones; oraciones desorganizadas; necesidad de que se le repita la información o que se le provean claves que le ayuden en la compresión; no comprender lo que lee, entre otros. Además, pueden observarse retos en el área motora como lo son las apraxias, disartrias y hemiparesias; y dificultades sensoriales y con algunos procesos cognoscitivos como la atención. Dependiendo de la extensión de la lesión, estos trastornos pueden ser más o menos graves en cada individuo.

Dicha diversidad en las manifestaciones de la afasia repercute de forma distinta en cada individuo, y por lo tanto en su tratamiento y funcionamiento en los escenarios de participación antes del diagnóstico y luego de éste. El diagnóstico de afasia afecta de manera repentina e inesperada a la persona que recibe el diagnóstico y las personas a su alrededor. La persona se enfrenta a que no puede mantener los roles, la familia y amigos se enfrentan al desconocimiento y a unos nuevos retos para los cuales no están preparados. De ahí, la persona con afasia puede empezar a manifestar sentimientos de depresión, coraje y frustración.

Sandt-Koenderman (2004), establece la necesidad de que los terapeutas que atienden el área de afasia exploren los beneficios que ofrece la tecnología para mejorar la calidad de vida y aumentar la participación de los individuos.  Incluyendo dentro de la tecnología los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación como parte esencial del proceso de rehabilitación.

La asistencia tecnológica es todo equipo o servicio que contribuye a aumentar, mantener o mejorar las capacidades funcionales de las personas con impedimento. Dentro de la asistencia tecnológica se encuentra el campo de la comunicación aumentativa y alternativa. La comunicación aumentativa y alternativa incluye todas las modalidades de comunicación -habla, gestos, símbolos, escritura, entre otros- que permite que podamos expresar nuestros pensamientos, deseos, necesidades, sentimientos e ideas. Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación pueden dividirse en dos categorías: con o sin ayuda. Los sistemas sin ayuda no requieren de un equipo para poder comunicar un mensaje, tan sólo es necesario el cuerpo de la persona (gestos, lenguaje de señas). Los sistemas con ayuda requieren de un equipo o herramienta, ya sea con salida de voz o sin ella, para llevar el mensaje (lápiz, tablero de comunicación, libro de comunicación, equipo con o sin salida de voz, etc.) Una persona con afasia puede depender de un sistema aumentativo y alternativo para complementar el habla residual o sustituir el habla no funcional. 

El éxito en la vida puede estar, directamente, relacionado con la capacidad de comunicarse. La comunicación puede tener un gran efecto en el potencial del individuo para tener acceso a una educación, un empleo y una vida independiente. En el proceso de identificación de alternativas en las personas con afasia es importante realizar un proceso de evaluación que nos permita obtener un perfil de comunicación del individuo (capacidad para la formulación de mensajes), sus capacidades motoras, y realizar un pareo entre las capacidades del individuo con las herramientas y técnicas disponible.

La asistencia tecnológica se ha convertido en protagonista de la vida de las personas con alguna dificultad para comunicarse, solo debemos identificarlos. Para mayor información sobre alternativas disponibles puede comunicarse al 787-474-9999.

Referencias:

Garrett, K. L. & Beukelman, D. R. (1998). Adults with severe aphasia. In D. R. Beukelman & P. Mirenda, (Eds.), Augmentative and alternative communication: Management of severe communication disorders in children and adults (2nd ed., pp. 465-499). Baltimore, MD: Paul H. Brookes.

Fried-Oken M. Augmentative and alternative communication treatment for persons with primary progressive aphasia. Perspectives on Augmentative and Alternative Communication. 2008; 17:99–104.

van de Sandt-Koenderman MWME. (2004). High-tech AAC and aphasia: Widening horizons? Aphasiology 18(3):245-263.

Yorkston KM, Beukelman DR. Decision making in AAC intervention. In: Beukelman D, Yorkston KM, Reichle J, editors. Augmentative and Alternative Communication for Adults with Acquired Neurological Disorders. Baltimore, MD: Paul H. Brookes Publishing Co.; 2000. pp. 55–82.

Acciones de Documento