Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / Los procesadores de palabras: una herramienta poderosa para compensar necesidades en el área de escritura

Los procesadores de palabras: una herramienta poderosa para compensar necesidades en el área de escritura

por Carlos Carle, OTL at 07/09/2011 16:35 |

Las necesidades relacionadas al área de la escritura son cada vez más notables en niños y jóvenes a través de su desempeño escolar. Los problemas que van desde la mecánica de la escritura (cómo agarrar y posicionar el lápiz durante el proceso de escritura) hasta la calidad del producto en relación a seguimiento de reglas ortográficas y de caligrafía.

La Asistencia Tecnológica puede ofrecer alternativas que mejoren el desempeño en el área de escritura a través del uso de equipos, asistivos o estrategias. Una de las opciones que podrían considerarse son los llamados procesadores de palabras o texto. En términos generales, podrían describirse como un teclado (similar al de la computadora) y una pantalla donde se registrará la información redactada. En asistencia tecnológica, lo conocemos como un equipo dedicado exclusivamente a realizar una tarea o actividad; en este caso, al proceso de escritura.

¿Qué lleva a un niño a ser considerado para utilizar un procesador de palabras como herramienta de escritura?

Esta pregunta podría traer polémica, tomando en consideración lo que es una destreza básica que se considera como alcanzable por todo niño desde edades tempranas. La destreza de escritura conlleva un sin número de habilidades que convergen para lograr la producción de escrito de forma adecuada. Por ejemplo, destrezas motrices (en los rangos de destrezas finas y gruesas) que van desde el desarrollo del agarre trípode hasta el desarrollo de los patrones motores necesarios para realizar los trazos requeridos para representar los símbolos (letras, números, etc.) en el escrito. La postura asumida (tanto del niño como del instrumento de escritura utilizado) al realizar la tarea es otro punto importante que puede desembocar en una ejecución pobre o inconsistente.

Con lo antes expuesto, he traído ejemplos de lo que mencioné como necesidades en la mecánica de la escritura. Estas podrían ser cubiertas con Asistencia Tecnológica vislumbrando el mantenimiento de la escritura manual a través de asistivos que compensen o ayuden a desarrollar la destreza requerida (ejemplos: sujetadores de lápices, planos inclinados, etc.).

Hay otros casos en donde las necesidades que limitan la ejecución adecuada en el proceso de escritura estriba en la dificultad de procesar estímulos visuales (copiar de un texto) o auditivos (tomar dictado) y reproducir los mismos. Dificultades como sustituciones, transposiciones, inversiones de letras, producción de escrito ilegible, además del desconocimiento previo de cómo se escribe la palabra, afecta lo que se supone sea un proceso fluido para representar una idea.

Cuando el resultado del escrito es uno en dónde no es posible armonizar entre legibilidad, fluidez del proceso, errores ortográficos y suele ser una tarea que le cuesta mucho esfuerzo al niño, al punto de entrar en negación a realizar la misma; tal vez, sea el momento de considerar un método alterno de escritura. Aquí es donde el procesador de palabras puede ser una opción real para mejorar la ejecución del niño.

Mediante una evaluación en Asistencia Tecnológica, se podrá identificar la relevancia del uso del procesador de palabras como opción para cubrir las necesidades específicas que presente el niño. Se tomará en consideración la exposición que ha tenido el niño al uso del teclado como herramienta para producir escrito; sin embargo, se considerará el adiestramiento en el uso del teclado para asegurar el éxito del proceso.

Los procesadores de palabras comerciales cuentan con características que facilitan la producción de escrito que incluyen correctores ortográficos en español, configuración del teclado en español, símbolos ortográficos y tecla ñ. Además, poseen la capacidad de guardar la información redactada en archivos y transferir éstos a través de cable USB a computadoras Macintosh y Windows y a varias impresoras con capacidades de infrarrojo  o conexión USB.

Si entiendes que tu hijo o algún familiar podría beneficiarse de esta tecnología, puedes comunicarte al Programa de Asistencia Tecnológica de Puerto Rico (PRATP) para una orientación sobre cómo solicitar servicios de Asistencia Tecnológica para cubrir las necesidades que se presenten en el área de escritura.

Acciones de Documento