Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / La Importancia del Posicionamiento para la Vida Independiente y el Acceso

La Importancia del Posicionamiento para la Vida Independiente y el Acceso

por Amarylis García Rivera, OTR/L el día 25/09/2014 11:05 |
Nota aclaratoria: El contenido de este artículo va dirigido principalmente a profesionales que evalúan y recomiendan sistemas de posicionamiento.

Al considerar un sistema de posicionamiento como parte de las recomendaciones de asistencia tecnológica, es importante estar conscientes del impacto de la postura en la salud, la función y la participación en las actividades de la vida diaria. Un buen sistema de posicionamiento es importante para para la prevención de úlceras y deformidades; mantener el buen funcionamiento de los órganos internos; regular el tono muscular[1]; facilitar patrones normales de movimiento; disminuir la fatiga; promover la comodidad y relajación. Además, investigaciones han evidenciado que un buen posicionamiento proporciona una base de apoyo estable para promover la función de las extremidades superiores (Myhr & von Wendt 1991; Myhr et al 1995, van der Heide 2003), el desarrollo de las destrezas motoras (Green and Nelham 1991) y la participación en las actividades (Johnson Taylor, 1993; Cutter, 1997; Perr, 1998; Hastings, 2000; Pain, 2000; Rappl, 2000; Buck, 2001; Paleg, 2006).

La postura es un requisito para el movimiento Pope (2002). Normalmente, nuestra postura cambia continuamente para facilitar el movimiento al realizar actividades funcionales, por lo que la postura debe considerarse como un proceso activo y dinámico que se basa en el movimiento y la función. Se considera que una buena postura es aquella que permite el uso eficaz de las partes del cuerpo con un gasto mínimo de energía. Tradicionalmente las guías de posicionamiento sugieren la posición sentado 90-90-90 (90 grados de flexión de caderas, rodillas y tobillos) como la más simétrica y ergonómica. Sin embargo, esta postura no siempre es la más funcional. Kangas (2002) establece que la posición 90-90-90 puede impedir el desempeño funcional, ya que es esencialmente una posición de descanso y demasiado restrictiva. Howe y Oldham (2001) encontraron que es una postura difícil de mantener a través del tiempo. Investigadores han propuesto que los sistemas de posicionamiento deben mantener el equilibrio entre una postura anatómica simétrica y la capacidad de funcionar (Ham et al 1998; Papa 2002). Pain et al (2003) propone añadir a la postura de 90 90 90 la alternativa de que la persona pueda inclinarse hacia adelante para permitir la participación en tareas funcionales y hacia atrás (reclinar) para la relajación. Algunos expertos en posicionamiento (Bundonis 2003, Kangas 2000, Lange 2000) han sugerido que una postura que facilita el desempeño funcional en posición sentado, es aquella en la que el tronco se encuentra ligeramente inclinado frente a la pelvis, ambas rodillas flexionadas a noventa grados con los pies en el suelo (los pies pueden estar asimétricos) y los codos flexionados ligeramente sobre los 90 grados. Esta posición es similar a la que se asume antes de levantarse de una silla. Es una posición que ofrece una estructura de apoyo más dinámica para la función del tronco superior, los brazos y las manos mientras se participa de una tarea.

El posicionamiento juega un rol fundamental en la habilidad de las personas para funcionar en los diferentes ambientes en que participan. En los estudiantes con impedimentos severos, por ejemplo, el esfuerzo para mantener el control postural podría interferirle durante las experiencias de aprendizaje, por lo que requieren de un sistema de posicionamiento que les facilite mantener la atención y hacer uso de materiales durante actividades educativas.

Otro aspecto que se debe considerar en el posicionamiento, es la superficie sobre la que la persona va a ejecutar la tarea. La altura o inclinación de la superficie a menudo puede ajustarse para obtener un posicionamiento que facilite el acceso o desempeño de la actividad que la persona va a ejecutar. Si los equipos o materiales que va utilizar la persona van a estar ubicados sobre una mesa o escritorio, es importante que la altura de estos esté a un nivel que promueva una buena postura para el buen uso funcional de las extremidades superiores. Las guías de ergonomía sugieren que la superficie de trabajo debe estar aproximadamente al nivel de los codos cuando se encuentran flexionados a 90 grados.

Dado que el posicionamiento no debe ser una postura única y estática, a menudo las personas con impedimentos físicos pudieran beneficiarse de equipos que les provean la opción de posturas alternas que les faciliten el acceso y la función durante las actividades de la vida diaria. Ejemplos de equipos como estos pudieran ser las sillas de ruedas con funciones que permiten la angulación en el espacio, reclinación, elevación de piernas, elevación del asiento y transición a la posición pie. Estas características no solo pudieran apoyar a la persona a ser más independiente en sus actividades de la vida diaria, sino que también podrían permitir el acceso a entornos comunitarios, actividades sociales, recreativas y vocacionales.

En resumen, un buen posicionamiento es necesario no solo para mantener la integridad de los sistemas del cuerpo, sino para maximizar el desempeño funcional de la persona en sus actividades diarias en los diferentes ambientes y contextos en que participa. Un buen sistema de posicionamiento debe proveer alternativas variadas que faciliten el movimiento, la función, la independencia y la participación.

Referencias:

  1. Definición de postura corporal - Qué es, Significado y Concepto. Disponible en: http://definicion.de/postura-corporal/#ixzz3Aljr4xFS
  2. Neville Laura (2005). The Fundamental Principles of Seating and Positioning in Children and Young People with Physical Disabilities. Disponible en: http://www.leckey.com/pdfs/The_fundamental_principles_of_seating_and_positioning_in_children_and_young_people_with_physical_disabilities.pdf
  3. Posture, How it Develops, and The Reason We Sit. Disponible en: http://professionals.ottobockus.com/cps/rde/xbcr/ob_us_en/Clinical_Sitting2.pdf
  4. Stindt Karen, Reed Penny & Obukowicz Marcia (2009). Assistive Technology for Seating, Positioning and MobilityAssessing Students’ Needs for Assistive Technology.  Disponible en: http://www.wati.org/content/supports/free/pdf/Ch2-PositioningSeatingMobility.pdf

[1] El tono muscular es la tensión del músculo en reposo.

Acciones de Documento