Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / La Importancia del Braille en la Asistencia Tecnológica (AT)

La Importancia del Braille en la Asistencia Tecnológica (AT)

por Yadiel Sotomayor / Alpidio Rolón el día 30/09/2014 09:51 |
El Braille permite ampliar las alternativas de asistencia tecnológica (AT).

En el PRATP® hemos mencionado la importancia del Braille en varios artículos.  El Braille, en palabras sencillas, es un sistema de lectura y escritura para las personas ciegas o con baja visión.  El sistema fue desarrollado por Louis Braille en París, Francia en el 1824.  Para 1910, se adoptó a nivel mundial como medio de lectura y escritura para los ciegos.

El Braille está compuesto por dos columnas verticales de tres puntos a relieve.  Dependiendo del patrón de los puntos se conforman las letras, signo de puntuación, números, signos matemáticos, o signos musicales.  Si tiene interés en conocer más sobre la historia del Braille, se recomiendan los siguientes artículos:

El Braille permite ampliar las alternativas de asistencia tecnológica (AT).  La asistencia tecnológica es una herramienta o servicio que permite que una persona con impedimentos pueda competir en igualdad de condiciones.  La AT se define como equipos y servicios que ayudan a aumentar, mantener o mejorar las capacidades de la persona con impedimentos.  Los equipos de AT se definen como cualquier equipo, objeto, pieza de equipo o sistema, programa computadorizado, comprado por el consumidor, o provisto por alguna agencia o dependencia gubernamental, bien sea original, modificado o adaptado, a base de las características particulares de la persona con impedimentos.  Partiendo de esta definición, tal como se presenta en diversas leyes, el Braille cualifica como un sistema en el área de la comunicación. Con ello se ayuda a que las personas ciegas puedan mantener el alfabetismo.

Hay quienes afirman que existen barreras para la utilización y enseñanza del Braille.  Entre ellas se podría destacar su costo, la creencia de que es difícil aprenderlo, carencia de profesionales capacitados para enseñarlos, entre otras.  El costo de la producción de materiales en Braille, ha sido a través del tiempo uno de los retos de más peso en la enseñanza del Braille.  Si el costo del Braille era significativo hace 30 o 40 años, su costo ha ido disminuyendo rápidamente en las últimas décadas.  Hoy día la producción de un libro en Braille cuesta poco más que la producción de un libro en tinta.  Además, los programas de traducción a Braille rara vez cometen errores, por lo cual el costo de las impresoras Braille también se ha reducido.

Debemos además tomar en consideración las libretas electrónicas o Braille Note Hackers y celdas de Braille dinámicas o Refreshable Braille Displays.  Estas herramientas permiten traducir a Braille los documentos electrónicos.  Si combinamos estas dos herramientas, y el bajo costo de las impresoras Braille, tenemos un juego de herramientas increíbles para el uso y beneficios de los ciegos que leen Braille.

Si una persona aprende Braille desde pequeño, podrá leer igual de rápido que una persona con vista que lee material impreso.  Por otra parte, una persona adulta puede aprender a leer Braille eficientemente.  Un ejemplo de aprender Braille como adulto lo pueden encontrar en: Learning Braille as a Mature Adult. El Braille es tan difícil de enseñar o aprender como lo es el aprender a leer material impreso.

Es una realidad que en la isla no contamos con suficientes profesionales para servir a la población de personas ciegas de Puerto Rico.  Por otro lado, pocos maestros de educación especial se especializan en la enseñanza a personas ciegas.  El proceso de capacitación de este profesional consta actualmente de una o dos clases de Braille, lo cual no necesariamente constituye una preparación adecuada que los capacite para enseñar Braille.

La enseñanza del Braille está cambiando gracias a la AT.  Hoy día el Braille es más fácil de enseñar que nunca antes.  Existen múltiples aplicaciones para los teléfonos inteligentes como impone y Android, y aplicaciones para Windows y Mac, que ayudan en la enseñanza del Braille.  También existen aplicaciones que pueden traducir un documento escrito en Braille a tinta, permitiendo que el maestro de la corriente regular pueda acceder el trabajo del estudiante ciego, sin la necesidad de que un maestro especializado en Braille tenga que traducirlo.

Tomando de base estos tres (3) factores, el costo, la dificultad de enseñanza, y la falta de profesionales con una capacitación adecuada, podemos entonces entender las razones por las cuales el Braille está decayendo como la alternativa que permite la alfabetización de las personas ciegas y que amplía las alternativas de AT.

Es importante destacar que el Braille y la AT no son mutuamente excluyentes.  El uso de uno, no significa que se tenga que abandonar el otro.  Todo lo contrario, el Braille y la AT se complementan.  La National Federation of the Blind, por ejemplo, hizo un estudio en el cual se observó que un 70% de las personas ciegas empleadas, utilizan el Braille todos los días.  La habilidad de poder tomar notas en una reunión, si tener una computadora donde la persona puede leer o escuchar, es de suma importancia, ya que permite que la persona preste más atención a la reunión.  Al hacer una presentación, teniendo las notas en Braille, permite poder anotar las fechas y datos importantes en papel o en una libreta electrónica, es uno de muchos beneficios.  El poder revisar un documento en silencio es también otro beneficio en el trabajo, ya que ayuda para la concentración.  Estas son sólo alguna de las razones por las cuales el Braille es importante en el trabajo.  Claro está, combinando el Braille con la AT, como el Lector de Pantalla, tiene excelentes ventajas para la productividad de la persona. 

El Braille es tan importante en el salón de clases como en el trabajo.  En primer lugar, al igual que en el trabajo, el estudiante puede tomar notas en silencio, prestando mejor atención a las clases.  El estudiante puede ver lo que está escribiendo cuando lleva a cabo ejercicios gramaticales.  Esto permite que se dé cuenta de sus errores en una forma más rápida.  En la clase de matemáticas, el estudiante puede ver los números con sus dedos, lo cual le dará una mejor idea de cómo éstos se relacionan entre sí.  Cuando el estudiante está en una clase de literatura, el estudiante va a poder leer, junto a sus compañeros, mejorando así su habilidad de lectura. 

El Braille puede ser muy útil también en el hogar.  Una persona ciega puede usar el Braille para determinar, por ejemplo, qué lata tiene en sus manos.  También puede ayudar a determinar los números en el microondas.  Al lavar ropa, una persona ciega puede tener marcas en Braille que indiquen el ajuste de la máquina.  Existen muchas áreas donde el Braille puede ayudar a una persona ciega en la casa.  El Braille, además de ser un sistema de lectura, es una herramienta que amplía las posibilidades de la AT. 

En otras palabras, el Braille no es una fuerza opuesta a la AT, el Braille complementa la AT.

El Braille y el AT son en realidad fuerzas que se complementan a sí mismas.  El conocer y dominar ambas, le ayudará a ser independiente, y también le abre muchas puertas en el empleo, salón de clases, y hogar, que no existían anteriormente.

Acciones de Documento