Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / La Efectividad del Uso de Lectores de Pantalla en Estudiantes con Problemas de Lectura

La Efectividad del Uso de Lectores de Pantalla en Estudiantes con Problemas de Lectura

por mtorres el día 23/05/2012 12:00 |
El uso de la tecnología se ha generalizado dentro de los planteles escolares y los hogares de los niños/as puertorriqueñas. La tecnología que, a diario, es utilizada como herramienta de enseñanza para todos, beneficia de manera particular a las personas con discapacidades. El siguiente artículo pretende orientar sobre la efectividad que ha demostrado el uso de los lectores de pantalla en estudiantes con problemas de aprendizaje en el área de lectura y dejarles conocer algunos programas y lugares de Internet donde pueden conseguir esta herramienta.

¿Qué son problemas de aprendizaje?

Los problemas de aprendizaje son un desorden en uno o más de los procesos mentales envueltos en el entendimiento o el uso del lenguaje, ya sea hablado o escrito.  Esto puede manifestarse en desórdenes al escuchar, pensar, hablar, leer, escribir, deletrear o solucionar problemas matemáticos (DSM IV TR, 2004).  Cuando nos referimos a problemas de aprendizaje en la lectura, hablamos de las dificultades en el aprovechamiento de la lectura (rapidez, comprensión) que ubican al niño sustancialmente por debajo de lo que se espera para su edad, medida de inteligencia y educación.

Los problemas de lectura se conocen comúnmente como un problema de aprendizaje basado en el lenguaje. Algunos estudiantes experimentan problemas en la lectura debido a una debilidad general en el procesamiento auditivo o del lenguaje.  Cuando leen y suenan las palabras (aún en silencio), el cerebro no es capaz de entender de forma rápida el significado.  Las dificultades en los problemas de lectura son:

  • Problemas en procesamiento auditivo
    • Dificultad en la decodificación (reconocer el sonido asociado a la letra, traducir el símbolo visual en fonemas y morfemas que resulta en la lectura de palabras y frases)
    • Lentitud en la velocidad de la lectura
    • Dificultad en la comprensión
    • La escritura también puede estar afectada
    • Dificultad en el procesamiento visual (dificultad en procesar la información visual que aparece en la página)
      • Confusión de simetrías opuestas (b por d, E por 3, etc.)
      • Dificultad en comprensión
      • Lectura laboriosa y lenta
      • Pobre tolerancia a la lectura

    ¿Qué es la asistencia tecnológica (AT)?

    La asistencia tecnológica es cualquier objeto, equipo, sistema o producto adquirido comercialmente, adaptado o construido con el propósito de aumentar, mantener o mejorar las capacidades funcionales de los individuos con discapacidades (Ley 51).

    ¿Qué es un lector de pantalla?

    Los lectores de pantalla son una de las herramientas disponibles, para estudiantes con problemas de aprendizaje en lectura, que se consideran asistencia tecnológica.  Los lectores de pantalla son una aplicación software que trata de identificar e interpretar aquello que se muestra en pantalla. Esta interpretación se representa al usuario mediante sintetizadores de texto a voz, íconos sonoros o una salida braille.  Son una forma de asistencia tecnológica útil para personas ciegas y aquellos que tienen problemas de visión o dificultades de aprendizaje.

    ¿Qué nos dice la literatura?

    Aunque la asistencia tecnológica hace una diferencia dramática para muchos estudiantes con discapacidad, la evidencia encontrada por el National Assistive Technology Research Institute (NATRI, 2005), de la Universidad de Kentucky, demuestra que la AT es más utilizada por estudiantes con una menor incidencia poblacional, como aquellos con autismo, problemas auditivos y visuales, que por estudiantes con PEA que constituyen una población mayor.  Por lo tanto, la AT es más utilizada en salones de educación especial que en salones regulares.  Los maestros de salones regulares reportan que poseen poco conocimiento sobre la AT disponible y cómo utilizarla.

    En Puerto Rico, el Departamento de Educación ha logrado identificar un total de 126,560 niños/as entre las edades de 3 a 21años de edad con discapacidades, para el 2010-2011.  De estos, el 50% se ubica en la categoría de Problemas Específicos de Aprendizaje (PEA), como se define en la Ley IDEA (2004) y la Ley 51.  Esto significa que, dentro de las 13 categorías en la ley, la que mayor incidencia presenta es la de PEA.

    Las estadísticas reflejan que 8 de cada 10 estudiantes PEA tienen dificultades en lectura (Leener, 2003 citado en Hasselbring y Bausch, 2005).  La lectura es un proceso fundamental para el desarrollo cognoscitivo y general de los niños/as.  Su formación académica depende en gran parte de este proceso. La lectura es una destreza utilizada para todas las materias.  Un estudiante con dificultades en esta destreza ve afectado su rendimiento escolar en todas las materias.  En ocasiones, se proveen acomodos como exámenes orales o una persona que lea para ese estudiante.

    En la actualidad, la tecnología puede apoyar a estudiantes con necesidades en la destreza de lectura a entender materiales del currículo, y en destrezas de escritura como la planificación, la edición y la publicación.  Los niños con problemas de lectura usualmente presentan deficiencias en procesos fonológicos y auditivos.  Esta diferencia se puede observar en varias formas.  Por ejemplo, los investigadores indican que transferir un código (fonético u ortográfico) hacia otro puede resultar problemático.

    Los niños con problemas en lectura también muestran una desventaja en tareas de memoria a corto plazo para la información verbal, en comparación con niños más jóvenes del mismo nivel de lectura (Montaili & Lewandowski, 1996).

    Utilizar un lector de pantalla para estudiantes con problemas de lectura puede ser aceptado como un acomodo o la asistencia tecnológica que este necesita para competir en igualdad de condiciones que los estudiantes de su grado. Esto le puede ayudar a ser independiente, sentirse seguro de sí mismo y demostrar los conocimientos adquiridos.   Los lectores de pantalla han sido utilizados por los maestros durante años.  Estos aumentan las habilidades de lectura y comprensión en estudiantes con PEA.  Los estudios realizados en el área de forma consistente así lo demuestran.

    Silver-Pascuilla y Mistret, 2004 encontraron lo siguiente:

    1. Los lectores de pantalla ayudan a estudiantes de educación especial a mejorar la comprensión, la fluidez y la precisión; además, de la concentración (Leong, 1992, Lundberg & Olofsson, 1993).
    2. La destreza de reconocer palabras tambien mejoró con esta tecnología (Olson & Wise, 1992).
    3. Son capaces de decodificar inmediatamente una palabra al escucharla, y dentro del contexto del pasaje, ayuda al estudiante a construir el reconocimiento de palabras y vocabulario sin interrumpir el flujo de la comprensión ( Califee, Chambliss, & Beretz, 19991).
    4. La comprensión se ve aumentada por el apoyo a la decodificación, liberando así al oyente para que se concentre en el significado del texto (Wise, Ring, & Olsen, 2000).
    5. Estas tecnologías proveen un ambiente de apoyo a la lectura y aumentan la capacidad del estudiante permitiéndole leer cosas que le resulten interesantes y apropiadas a nivel del grado.  Esto reduce al mínimo las habilidades de decodificación del estudiante y maximiza su capacidad para comprender (Silver-Pascuilla, H., Ruedel, K. & Mistrett, S., p 24).

    Gillette (2006) realizó un estudio de caso en el cual creó un plan de alfabetización utilizando la asistencia tecnológica.  Las herramientas utilizadas fueron: lectores de pantalla, procesadores de palabras parlantes y programas de planificación y composición en todas las materias.  El maestro de lenguaje informó que la ejecución mejoró de un 65% a un 85%.   El equipo de maestros estuvo de acuerdo en que el estudiante comenzó a integrar sus equipos de AT en sus tareas de lectura y escritura en todo el currículo.

    ¿Dónde conseguir un lector de pantalla?

    Los lectores de pantalla se pueden conseguir de forma gratuita en Internet o de forma comercial.  Cuando vaya a seleccionar uno, ya sea gratuito o comprado, debe verificar la compatibilidad con sus equipos.  Además, es importante considerar la versión de sus programas y si son para Windows o Macintosh. Otro aspecto importante cuando hablamos de lectores de pantalla es considerar el uso de un escáner.  El mismo debe tener incluido un “Optical Character Recognition” (OCR). La mayoría de los escáner comerciales ya tienen incluida esa función.  Esto le permitirá llevar cualquier documento a su computadora y hacerlo compatible al lector de pantalla.

    La complejidad de los lectores de pantalla varía dependiendo del fabricante. Una   evaluación en asistencia tecnológica considera las necesidades individuales de los estudiantes con problemas de lectura para realizar una recomendación acertada en esta área.   Ese proceso de evaluación informa en sus recomendaciones si un lector de pantalla gratuito es suficiente para atender las necesidades del estudiante o si es necesario que el mismo cuente con funciones adicionales.

    Algunos lectores de pantalla gratuitos en Internet son: Read Please, Natural Reader y Microsoft Readers.  Puedes conseguir otras opciones, escribiendo en tu navegador lectores de pantalla o “free text Readers”.

    Los lectores de pantalla de naturaleza comercial suelen tener funciones más complejas y abarcadoras que los que consigues de forma gratuita.  Un ejemplo de esto es el Read Please que posee una versión básica gratuita, pero para obtener todas las funciones del programa debes adquirirlo por un costo. Text Aloud, Intelli Talk e incluso WYNN proveen herramientas adicionales para estudiantes con PEA.

    Resumen

     Los lectores de pantalla han demostrado su efectividad para ayudar a estudiantes con problemas de aprendizaje en lectura.  La literatura consistentemente evidencia que son más los beneficios del uso de esta tecnología que los inconvenientes.  La evidencia sugiere que esta herramienta ayuda en todas las áreas de necesidad de un estudiante con problemas de lectura.  Además, es una herramienta útil y de fácil acceso para cualquier escuela u hogar que cuente con una computadora y acceso al Internet.

    El proceso de educar a un niño con problemas de aprendizaje puede ser agradable y divertido si utilizamos los recursos disponibles a nuestro alcance y mantenemos una actitud positiva hacia el proceso.  ¡No dejes de intentarlo!

    Referencias:

     Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSMIV T R) 2004

    Gillette, Y. (2006). Assistive Technology and Literacy Partnerships. Top Lang Disorder, Vol. 26 No. 1, pp. 70-84.

     Hasselbring T. & Bausch, M. (2005). Assistive Technology for Reading. Learning in the Digital Age, Vol. 63, p. 72-75

    Individuals with Disabilities Education and Improvement Act. (2004). Obtenido de www.ed.gov.

    Ley de Servicios Educativos Integrales para Personas con Impedimentos, Ley Núm.51 de 7 de junio de 1996

    Montali, J. & Lewanddowsk, L. (1996). Bimodal Reading Benefits of a Talking Computer for Average and Less Skilled Readers. Journal of Learning Disabilities. Vol. 29, p. 271-279.

    Silver-Pascilla, H., Ruedel, K. & Mistrett, S. (2004). A Review of Technology-Based Approaches for Reading Instruction: Tools for Researchers and Vendors. In National Center for Technology Integration: Reading Matrix. http://www.nationaltechcenter.org/matrix/default.asp

    Acciones de Documento