Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / La Asistencia Tecnológica: Herramientas de impacto para la población con impedimentos

La Asistencia Tecnológica: Herramientas de impacto para la población con impedimentos

por Linette Santiago el día 29/04/2011 09:35 |
Un impedimento físico o cognoscitivo puede representar grandes retos en la vida individual y colectiva de un ser humano. En Puerto Rico, existe un 26.8% de personas con algún tipo de impedimento congénito o adquirido; entre ellos, niños, adultos o personas de edad avanzada.

Un impedimento físico o cognoscitivo puede representar grandes retos en la vida individual y colectiva de un ser humano. En Puerto Rico, existe un 26.8% de personas con algún tipo de impedimento congénito o adquirido; entre ellos, niños, adultos o personas de edad avanzada. En muchas instancias, este sector poblacional se caracteriza por ser minimizado o discriminado; además de carecer de servicios atemperados a sus reales necesidades u obtenerlos de formas dilatadas.

Tomando estas premisas en consideración, se vuelve mandatorio que las personas con impedimentos y sus familiares se apoderen de procesos informativos sobre los derechos y servicios que los cobijan como población con necesidades especiales. En Puerto Rico, la legislación federal y la estatal protegen y ofrecen servicios a esta población.

En el año 2000, el Programa de Asistencia Tecnológica de Puerto Rico (PRATP) se institucionaliza en la Isla bajo la Ley 264, con el objetivo de promover el uso de la Asistencia Tecnológica (AT) en las personas con impedimentos. La AT se define como equipos, sistemas o productos que van a aumentar las capacidades de independencia y productividad de una persona con impedimentos. Los equipos de AT cubren desde baja tecnología como cubiertos de alimentación y lápices, hasta alta tecnología como computadoras y comunicadores, entre otros.

Una variedad de estudios han demostrados que la AT ofrece grandes beneficios a las personas con impedimentos. Por ejemplo: promueve mayor independencia y funcionalidad al realizar diversas tareas, como: alimentarse, vestirse, comunicarse, utilizar una computadora y demostrar conocimientos, entre otros. La AT es un gran aliado y facilitador para que las personas con impedimentos puedan disfrutar en igualdad de condiciones los derechos básicos de la vida: socializar, comunicarse, estudiar, trabajar y sobre todo tener una buena calidad vida.

El uso de equipos o sistemas de AT impacta todas las áreas de desarrollo del ser humano desde la infancia hasta la edad avanzada. Para la población de 3 a 21 años, la Ley 51 del 1996 (Ley de Servicios Educativos Integrales para personas con impedimentos) contempla la AT como una herramienta que beneficia el proceso académico de estudiantes con impedimentos en ambientes menos restrictivos que fomentan su desarrollo como individuos y alumnos. Así mismo, la Ley Federal Individuals with Disabilities Educational Improvement Act (IDEA) fundamenta el uso de la AT con los estudiantes con impedimentos.

A través del Sistema Educativo, estudiantes con condiciones como autismo, retraso mental, problemas de movilidad y coordinación, Síndrome Down y problemas de aprendizaje, entre otros, se han beneficiado de equipos y sistemas que compensan sus retos académicos y de vida independiente. Mediante el uso y la integración de sus equipos de AT en las salas de clases y entorno académico, han logrado disfrutar de mayor funcionalidad y autonomía, demostrando así sus grandes capacidades.

Por su parte, las personas mayores de 21 años pueden sustentar su beneficio de utilizar la AT mediante leyes estatales como la Ley 238 del 2004, la Carta de Derechos de las personas con impedimentos, la Ley 44 de 1985 y la Ley Federal de Rehabilitación Vocacional Secc. 504.

La AT es un complemento para el disfrute de derechos contemplados en la constitución del Estado Libre Asociado de Puerto, la cual declara que todos somos iguales ante la Ley. Es importante que como entes sociales, reconozcamos la AT como un derecho y un beneficio para la población con impedimentos. Reconociendo la AT como una herramienta importante y de uso trascendental para las personas con impedimentos, estaremos aportando a su desarrollo pleno e integración a una sociedad con visión y valoración de la diversidad humana. Convirtámonos en actores de un quehacer igualitario y justo para todos y todas los ciudadanos con impedimentos de nuestra Isla.

Acciones de Documento