Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / Equipos asistivos en el proceso de alimentación

Equipos asistivos en el proceso de alimentación

por Carlos Carle Rivera, OTL el día 20/09/2013 13:35 |
El proceso de alimentación en el ser humano entra dentro de las actividades básicas de rutina, realizadas a diario y en repetidas ocasiones. La alimentación es el proceso mediante el cual los seres vivos consumen diferentes alimentos con el objetivo de recibir los nutrientes necesarios para sobrevivir. Palabras mayores cuando se trata de preservar una salud óptima que nos permita la realización de las actividades diarias.

 

En el proceso de alimentación, visto desde la perspectiva de la actividad con propósito dentro de la disciplina de terapia ocupacional, se toma en consideración aspectos como:

  • Control postural (postura en posición sentado)
  • Control de cabeza y oral
  • Control motor general
  • Control motor fino

Es importante mencionar la connotación de la actividad en términos sociales y culturales, ya que el proceso de alimentación se traslada a situaciones de importancia social como un festejo familiar o una cena de negocios, la visión holística del ser humano a través del proceso de alimentación.

Comenzaremos describiendo en términos generales la postura adecuada para la realización de la actividad de alimentación en la mesa.

  • Mantener la espalda recta y colocar los pies juntos en el piso.
  • Los cubiertos deben ascender hacia la boca, en vez de que la cabeza descender hacia el plato.
  • Las muñecas o las manos son el único apoyo sobre la mesa.

El control postural en posición sentado juega un papel relevante por ser necesario manejar el peso corporal, distribuyéndolo a nivel de la pelvis y manteniendo el tronco recto. Esto brindará estabilización a nivel de cinturón pectoral (hombros), permitiendo la libre utilización de las extremidades superiores para manejar los instrumentos de alimentación. La destreza de práxis (la habilidad para planear y ejecutar destrezas motoras en las tareas) entra en el panorama al visualizar el trayecto de los utensilios desde el recogido del alimento en el plato hasta la boca.

Esta descripción general del proceso de la alimentación, como acción, muestra la diversidad de aspectos importantes que debido a una condición/limitación podría verse afectada y ser necesario identificar opciones que faciliten y provean independencia para llevar a cabo la actividad con dignidad y de forma funcional.

Aquí entra la Asistencia Tecnológica como opción de alternativas en equipos asistivos. Los equipos asistivos brindan la independencia y funcionalidad necesaria para dotar a una persona con retos motores en la realización de una de las actividades básicas en su diario vivir.

Desde mis años de estudiante en la escuela de Terapia Ocupacional, estuve relacionado con equipos adaptados en el área del diario vivir (ADL’s). Uno de los muchos equipos con los que me familiaricé, que a su vez fue siempre para mí uno funcional técnicamente hablando, pero aparatosamente grande en tamaño fue el típico feeder (alimentador) Winsford Self-Feeder. Aquel “aparato” que se cargaba en una maleta constituía lo más semejante al proceso de alimentarse que yo hubiese visto. Sin embargo, no era nada práctico para transportar y, por ende, tampoco se podía contar con él en la variedad de ambientes en que un individuo se desenvuelve. En ocasiones me era difícil llevárselo a un cliente como alternativa por los puntos en contra antes mencionados. Pero no contaba con otra alternativa que brindara esperanza y libertad durante el proceso de alimentación.

 

Niño utilizando alimentador a través de interruptor que activa con movimiento de cabeza (toca el interruptor con el borde de la cara)

Hoy día contamos con varias alternativas que pueden lograr que el proceso de alimentación sea funcional para las personas con necesidades motoras que requieren de asistencia para la realización de la actividad. Después de una búsqueda intensa, logré identificar algunas opciones que resultan más prácticas y funcionales en comparación con el “aparato” enorme que, a pesar de su tamaño, sigue siendo una alternativa. A continuación, presento varios asistivos en el área de alimentación que están actualmente en el mercado y que podrían ser una opción en nuestra Isla.

Stable Slide

Este asistivo requiere de un componente de movimiento, digamos básico, para su uso.  El Stable Slide consiste de una superficie por donde se deslizará el antebrazo del usuario desde el plato hacia la boca. Requiere poseer buen agarre del utensilio de alimentación, aunque podría adaptarse si se presentara dificultad para mantener el agarre por disminución en la fuerza muscular. En este caso podría engrosarse el mango y así disminuir la fuerza requerida. El usuario tiene que poseer movimiento activo a nivel de hombro (aducción) y codo (flexión). Una vez realizado el agarre, el usuario colocará el antebrazo en el extremo inferior de la superficie. Realizará el barrido del alimento y deslizará hacia la boca utilizando la superficie como guía. Este movimiento se repetirá cuantas veces sea necesario para completar el proceso. El Stable Slide posee un sistema que fija la base a la mesa, además de poseer la capacidad de ajuste en altura y ángulo de colocación para que la trayectoria del antebrazo se dirija a la boca con facilidad.

Dama utilizando el stable slide en su primer paso (coloca su antebrazo en la superficie guía y recoge el alimento en el plato)

Dama utilizando el Stable slide en el segundo paso (una vez se recoge el alimento, el antebrazo se desliza sobre la superficie elevando el antebrazo y llevando la cuchara a la boca.

 

The Comfy Feeder (al momento se encuentra descontinuado)

Este alimentador se compone de una base con brazo (en forma de L invertida), ajustable en altura, donde se coloca la cuchara. Además, cuenta con un mango que permite el control de la cuchara con movimientos hacia adelante y hacia atrás y movimientos laterales. También puede ser manejado en el brazo (en su parte horizontal), y fijar la cuchara evitando los movimientos antes mencionados. Sobre la base se encuentra una superficie giratoria donde se coloca el plato, que permite posicionarlo según la localización del alimento que se desee ingerir. Esta opción también requiere que el usuario posea un componente de movimiento activo, por lo menos en la extremidad superior dominante para manejar la cuchara.

 

Alimentador que se compone de una base con brazo en forma de L invertida, que a su vez cuenta con una cuchara con mango. El plato descansa sobre una segunda base que se posiciona según la localización del alimento.

 

Neater Eater

Esta línea de alimentadores proviene de Suecia y cuenta con dos modelos, uno manual y otro eléctrico con capacidad de programación. Los modelos manuales resultan muy apropiados para personas que pueden utilizar sus propios movimientos para alimentarse por sí mismos.

El modelo manual consiste de una base amplia que se fija a la mesa con un brazo en uno de los extremos (que se ajusta en altura) y el plato en el otro. Posee un sistema de muelles (springs) que asiste en el movimiento de elevación del brazo. El plato cuenta con bordes elevados alrededor que facilita el barrido de la cuchara, además de poseer la capacidad de girar el plato para seleccionar el alimento a ingerir. El usuario maneja el brazo agarrándolo, asistiéndose con el sistema de muelles.

Individuo con prótesis en su brazo derecho utilizando alimentador (modelo manual).

Niño manejando alimentador modelo manual.

El modelo manual también cuenta con la opción de integrar otros accesorios que brindan mayor estabilidad y un mango externo para controlar el brazo.

Dama utilizando alimentador manual con accesorio (mano externo).

Caballero utilizando alimentador con accesorio (mango externo).

Electric Programmable Neater Eater

El modelo eléctrico cuenta básicamente con la misma estructura física de los modelos manuales, solo que añade un sistema electrónico-programable que, al activarse, moviliza el brazo mecánico que recoge el alimento y lo lleva a la boca. La activación podría llevarse a cabo a través de un solo interruptor, dos interruptores o programar un ciclo con períodos de tiempo para cada paso. Tiene la capacidad de activar el modo de girar el plato. Puede programarse para el uso de hasta cinco usuarios.

 

Alimentador con brazo y cuchara, en un extremo y plato en el otro. cuenta condos interruptores para su manejo.

Niña utilizando el alimentador eléctrico a través de la activación de los interruptores.

 

Mealtime Partner

Equipo asistivo de clasificación robótica operado por batería que facilita el proceso de alimentación a personas con necesidades motoras, que limitan el uso de sus manos. Consiste de tres envases individuales, unidos por un vértice, que rotan hasta colocarse debajo de la cuchara, y así se selecciona el envase deseado. La cuchara entra en el envase, barre el alimento y lo acerca a la boca del usuario. El sistema cuenta con diversas opciones para posicionarlo y ajustarlo a las necesidades del usuario. Los envases son de material transparente, permitiendo visualizar el contenido con facilidad. El equipo posee la capacidad de contar con varios métodos de acceso disponibles. Podría accederse a través de un interruptor, dos interruptores o en el modo automático.

El uso de un interruptor conlleva su activación para iniciar la selección del envase deseado (los envases se moverán bajo la cuchara uno por uno hasta que el deseado se encuentre en posición). Una vez posicionado, se activará por segunda vez el interruptor y el envase se detendrá y comenzará la acción de la cuchara (llevar alimento a la boca). Esta acción continuará hasta activar por tercera vez el interruptor, cesando la acción de la cuchara y retomando la acción de giro de los envases para una nueva selección. El uso de un solo interruptor conlleva una carga cognocitiva alta, debido a que se debe utilizar un mismo interruptor para acceder varias funciones.

 

El uso de dos interruptores distribuye las funciones. Un interruptor selecciona el envase deseado (haciendo más rápida la selección), mientras el otro interruptor activa la acción de la cuchara.

En el modo automático, los envases rotan (uno a la vez) y la cuchara sirve el alimento. Si no hay contacto del usuario con la cuchara, ésta devuelve el alimento al envase y pasa al otro envase repitiendo el proceso. De haber contacto de la cuchara con el usuario, la cuchara continuará sirviendo el alimento hasta que se detenga la ingesta.

 

Niño activando alimentador Mealtime Partner mediante el toque de interruptor.

Dama mostrando el Mealtime Partner con sus dos interruptores.

 

Meal Buddy

Brazo robótico que funge como alimentador electrónico. Cuenta con tres envases que se adhieren fuertemente a una base metálica mediante imanes. Se accede a través de un interruptor, que puede tener diversidad en opciones de posicionamiento o método de acceso (contacto físico, soplar, etc.), o se puede manejar en uno de sus modos (secuencial, a la azar o selección). Tiene la capacidad de ajustar la velocidad y la cantidad de alimento que sirve. Se programa la altura y distancia del recorrido de la cuchara y el orden de selección.

 

Joven utilizando el Meal Buddy con acceso a través de interruptor.

Caballero utilizando el Meal Buddy en modo secuencial.

 

Bestic

Este alimentador es reciente en el mercado, y a mi entender es el sistema más práctico en tamaño que he visto. Cuenta con una base relativamente pequeña en comparación con los modelos conocidos, y un plato con bordes elevados para facilitar el barrido del alimento. Su tamaño facilita el traslado del equipo, y fomenta la dignidad del usuario permitiéndole compartir en la mesa como parte del aspecto social de la actividad. De la base sale el brazo articulado con una cuchara en el extremo. El alimentador funciona con batería o conectado a la toma de corriente. El Bestic se controla mediante el uso de diversos métodos de acceso, como interruptores, joystick, etc. Puede ser programado para realizar todo el ciclo (barrido del alimento y llevarlo a la boca) con un solo toque del interruptor, siendo necesario la activación por ciclo.

 

Alimentador Bestic sobre la mesa. el brazo se encuentra levantado y la cuchara con alimento.

Imagen del alimentador Bestic visto desde arriba. se observa el brazo elevado con la cuchara y el plato con bordes sobre la mesa, también se observa el interruptor conectado al sistema.

 

Cada una de estas opciones podría ser efectiva, según las necesidades presentadas por el posible usuario. Será necesario realizar una evaluación en Asistencia Tecnológica para determinar cuál opción se ajusta mejor a las destrezas y los retos del potencial usuario. Los costos de estos equipos suelen ser altos (en la escala de $1,000 a casi $2,000, en los modelos de mediana y alta tecnología) considerando que cuentan con un alto grado de tecnología y sofisticación, en combinación con el grado de funcionalidad que representa para los usuarios. Los modelos Neater Eater y el Bestic son equipos fabricados en Europa (Reino Unido y Suiza, respectivamente) , pero aunque recientemente se han introducido en el mercado estadounidense, no cuentan con una gama de distribuidores locales. Este detalle complica las opciones de prueba (como en el caso de Bestic) y la adquisición. No obstante, es factible el contacto directo con estas compañías a través de las direcciones electrónicas incluidas con cada opción presentada.

En conclusión, existen opciones que hacen posible la independencia en la realización del proceso de alimentación a personas con retos motores/disfunción en el uso de sus manos. Conocer sobre estas u otras opciones abre la puerta a las posibilidades con que puede contar esta población. En el Programa de Asistencia Tecnológica podemos orientarle sobre estos y otros equipos asistivos que pueden hacer la diferencia en su diario vivir.

Acciones de Documento