Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / Emotiv EPOC: Una alternativa tipo “Avatar” para acceder la computadora

Emotiv EPOC: Una alternativa tipo “Avatar” para acceder la computadora

por Carlos Carle Rivera, OTL el día 14/05/2012 14:11 |
Por décadas, se ha escuchado hablar del poder de la mente para controlar sentimientos, emociones y hasta objetos inanimados. Este ha sido el tema de varias películas de ciencia ficción, donde el control mental dirige las acciones de individuos y máquinas.
Emotiv EPOC: Una alternativa tipo “Avatar” para acceder la computadora

EPOC

El Emotiv EPOC es un sistema que permite el control de una computadora a través de ondas cerebrales, gestos faciales o movimientos de cabeza… ¿Demasiado bueno para ser real?, veamos.

El sistema consiste de un aparato semejante a una corona que cuenta con 16 electrodos distribuidos en los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro. Estos electrodos se adhieren a la piel mediante una solución salina que brinda buen contacto con la superficie. El Emotiv EPOC transmite una señal inalámbrica por radiofrecuencia a un receptor USB en la computadora. La señal emitida es interpretada por el programa Emotiv EPOC con el propósito de configurar el perfil del usuario y adiestrar al sistema a reconocer las “acciones” mentales y los gestos faciales.

La configuración del programa consiste, inicialmente, en obtener una buena señal de la mayoría de los sensores de la corona. En el EmoEngine Status Panel se indica la cantidad de sensores que se encuentran en contacto con el usuario. Se puede volver a acomodar la posición de estos para lograr un mejor contacto. Cuando se obtienen las señales adecuadas, se pasa a la configuración del sistema. (Acciones expresivas como acciones cognitivas).

La configuración gestual conlleva establecer relación entre el usuario y un ente virtual (Avatar), el cual realizará las acciones gestuales realizadas por el usuario. El sistema interpreta las señales electroencefalográficas que se producen al realizar un gesto facial y los traduce a la misma acción realizada por el Avatar.

Las acciones cognitivas conllevan la interpretación de la actividad cerebral del usuario para detectar un intento consciente de ejecutar una acción física particular en un objeto real o virtual. Este adiestramiento consiste en el análisis de las ondas cerebrales por parte del sistema y la individualización para cada una de las acciones elegidas. Aquí entra el concepto de “imaginar” o “visualizar” la acción consciente a realizar, En la pantalla, se presenta un cubo virtual con el propósito de imaginar que lo mueven y del pensamiento pasa a la acción.

El programa, además, cuenta con la aplicación Mouse Emulator que permite controlar el mouse de la computadora a través de movimientos de cabeza, gracias a un giroscopio que se encuentra en el EPOC Neuroheadset (corona).

Utilizar el sistema es similar a entrar en un ambiente tipo Viaje a las Estrellas (Star Trek). La preparación de la corona es un proceso meticuloso, ya que requiere trabajar con cada uno de los terminales colocando los electrodos humedecidos con la solución salina (luego de utilizar la corona, cada electrodo se desprende de su terminal y se guarda en una caja que mantiene la humedad de los mismos). En ocasiones, resulta difícil conectar los electrodos, además de que existe la posibilidad de tener que volver a arreglar la posición de algunos de estos.

La configuración gestual no es un proceso complicado, ya que el programa reconoce los gestos realizados por el usuario de forma efectiva, siendo el Avatar una copia real del usuario. Lo que resultó un proceso árido fue el adiestramiento del sistema a las acciones cognitivas presentadas por el usuario. Este proceso cognitivo conlleva un completo dominio de parte del usuario de sus capacidades cognoscitivas y de relajación para no alterar la acción requerida. Se entiende que el proceso de adiestramiento para el uso del sistema conllevaría un largo periodo de tiempo y consistencia en el uso del mismo.

Tomando en consideración el tipo de usuario que podría beneficiarse de esta tecnología (individuos con necesidades en el aspecto motor que limite el uso de sus manos), el manejo del sistema resulta complicado. Colocar la corona en la cabeza del usuario requeriría asistencia y tolerancia (de parte del usuario), debido al tiempo que se utilizará. Además, hay que considerar el posicionamiento corporal del usuario, ya que si fuese requerido permanecer en cama, el uso de la corona podría resultar incómodo por el contacto con la superficie de la cama o almohada; más aún, si se utiliza la función para controlar el mouse con movimientos de cabeza.

En resumen, y luego de la prueba realizada, se entiende que el sistema Emotiv EPOC requiere un adiestramiento intenso, por un periodo de tiempo prolongado para el dominio del mismo, ya que envuelve varios métodos de acceso como las acciones gestuales y mentales. En el mercado, existen sistemas con métodos más simples que sólo emplean uno de éstos para lograr acceso a las funciones de la computadora (Por ejemplo, la tecnología de eye tracking, eViaCam).

Debido a la complejidad en el adiestramiento y uso del sistema Emotiv EPOC contra otras opciones de acceso mediante movimiento de cabeza o control vía ojo, entiendo que existen otras opciones de menor complejidad en cuanto a dominio de parte del usuario. Incluso el aspecto del posicionamiento al momento de utilizar el sistema se vería comprometido por llevar físicamente sobre la cabeza lo que hemos llamado la corona, ya que requeriría de un soporte que a su vez permitiera movilidad y comodidad a individuos que permanezcan en posición acostada o con cierta reclinación.

Acciones de Documento