Bienvenidos a la página del PRATP

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Blog / Configuración de un equipo de asistencia tecnológica para la comunicación

Configuración de un equipo de asistencia tecnológica para la comunicación

por Auricelli Torres, PHL, Especialista en AT/Comunicación el día 02/02/2012 13:25 |
Configurar consiste en coordinar las herramientas operacionales y lingüísticas (código), que le facilitarán al consumidor el uso apropiado del equipo para comunicarse, en el comunicador. Es una tarea compleja, debido a la diversidad de equipos existentes con sus respectivas características. Además, las habilidades y necesidades comunicológicas de cada consumidor son únicas, y es este dato el que convierte en uno de los mayores retos el lograr que el asistivo de comunicación se convierta en un método funcional de comunicación para su usuario.

Consideraciones:

Revisión y análisis de la información: Antes de iniciar, es importante conocer  que aconteció en el proceso de evaluación de asistencia tecnológica. Se considerarán: el motivo del referido, quiénes participaron en el proceso, cuál fue la ejecución del consumidor y, por último, las recomendaciones.

Consulta: Es de suma importancia, que se consulte un patólogo del habla, por las aportaciones que dicho profesional puede ofrecer relacionadas con el desarrollo de las destrezas comunicológicas funcionales.

Integración: Durante el proceso de configuración del asistivo de comunicación, se debe integrar la participación del consumidor y de sus interlocutores; por ejemplo: familiares, compañeros de estudio o de trabajo y profesionales en las áreas de salud o educación, que intervengan con él. Si, por ejemplo, el consumidor tiene alguna limitación física, es importante considerar las recomendaciones ofrecidas por el terapista ocupacional y el terapista físico relacionadas con el acceso y el posicionamiento, respectivamente. Estas recomendaciones pueden referirse al posicionamiento del consumidor, del  interruptor y del comunicador. Los demás interlocutores son igual de importantes, porque nos sugieren el vocabulario a considerar en cada plantilla de comunicación. Además, nos ayudan a definir los ambientes en los cuales se espera que ocurran las diferentes situaciones comunicológicas.

Planificación: En la redacción de la meta, deben contestarse tres preguntas: (1) ¿Quién?, refiriéndose al usuario de AT; (2) ¿Dónde?, refiriéndose al lugar en el cual se utilizará el asistivo; (3) ¿Para qué?, refiriéndose a la intención que comunicará el mensaje. Por ejemplo, Juan del Pueblo utilizará su asistivo de comunicación para comunicarse con su maestra en la escuela y demostrar su conocimiento.

Diseño de la plantilla de comunicación: La plantilla de comunicación se refiere a la página de comunicación. Esta se compone de lo que se conoce como celdas o botones. Es aquí, donde se colocan los iconos que representan cada mensaje según el nivel de simbolización que puede manejar el consumidor. Adicional a esto, en los comunicadores con salida de voz, una voz sintética o digital acompaña al icono. La cantidad de botones y el vocabulario contenido en los mismos dependerá de las habilidades del consumidor y el nivel comunicológico al cual se le quiera llevar. El nivel comunicológico envuelve una función lingüística. En una etapa inicial, si se trabaja con un solo botón lo que se pretende es que el usuario aprenda a señalar, a nivel cognoscitivo, y a nombrar, a nivel lingüístico. Si aumentamos a dos botones, estamos dirigiendo al consumidor a seleccionar. Con tres botones o más, se pretende que los combine  y participe en un intercambio de información. Otros detalles sobre las páginas de comunicación son las opciones para maximizarlas y para almacenar información. En los comunicadores estáticos, la alternativa es seleccionar una unidad con niveles y variedad en el número de celdas. En los comunicadores dinámicos, la alternativa es lo que conoce como los enlaces. La tarea de enlazar consiste en preparar una página en la cual uno o varios botones tendrán la función de dirigir al usuario hacia otra página de comunicación. En algunos comunicadores, estas funciones se denominan como visita o navegación. El propósito de las mismas es ofrecerle al usuario la oportunidad de iniciar, mantener y cerrar un tópico de conversación.

Selección del vocabulario: En cuanto al vocabulario, es importante conocer la experiencia del consumidor, sus necesidades comunicológicas y con quién se va a comunicar. Para recopilar el vocabulario a considerar en el comunicador, se sugiere realizar un inventario de necesidades comunicológicas. Dicha tarea consiste en hacer un análisis de los ambientes de participación del consumidor, los potenciales interlocutores y lo que necesita expresar el consumidor en cada uno de los ambientes. Una vez se realiza el inventario hay que categorizar el vocabulario según la frecuencia de uso.  El vocabulario de uso frecuente debe ir siempre en el mismo lugar en el comunicador. Existen otros dos conceptos para referirse a la distinción del vocabulario y son: Core Vocabulary y Fringe Vocabulary. El primero se refiere a un grupo de palabras sencillas que son utilizadas de manera frecuente en un sinnúmero de idiomas (Cross, Baker, Klotz & Badman, 1997).  Infantes y adolescentes hacen uso de este tipo de vocabulario en un 80% de su comunicación diaria (Baker, Hill & Devylder, 2000). El segundo es un tipo de vocabulario más específico y característico del consumidor. Este, por ejemplo, sería el vocabulario a utilizar dentro de la sala de clase  o lugar de trabajo.

Método de selección: Es la manera en la cual el consumidor hará uso del comunicador. Algunos consumidores pueden hacer lo que se conoce como selección directa. A nivel motor, dicha acción solo requiere que el consumidor active el botón en el comunicador utilizando alguna parte de su cuerpo. En este punto, es importante estar pendiente de dos cosas: (1) El nivel de independencia con el cual el consumidor puede ejecutar la acción; ya que, hay ocasiones en las que es necesario iniciar con algún tipo de manipulación o demostración; (2) Si es necesario hacer arreglos en la distancia, el tamaño de los iconos, y ajustes en la sensibilidad de los botones; con el fin de mejorar la precisión del consumidor para activar los botones. Los consumidores con limitaciones motores más comprometedoras utilizan el escáner. Esta opción puede estar presente tanto en comunicadores estáticos como en comunicadores dinámicos. El escáner puede ser auditivo o visual. Este requiere el uso de un interruptor con el cual el consumidor iniciarlo o detenerlo. Una vez se inicia el escáner, los iconos en el comunicador se iluminan, se convierten en audibles o se iluminan y vuelven audibles a la par. El consumidor debe estar pendiente al momento en que se ilumine o escuche el mensaje que desea expresar para que active el interruptor y se vuelva audible el mensaje. Al configurar el escáner, se escoge entre las opciones que ofrezca el comunicador en términos del patrón y control del escáner. El patrón puede ser lineal, sugerido para pocos estímulos, filas y columnas o grupo y circular. Los patrones son: (1) Automático, el sistema presenta los símbolos y el usuario espera para activar el interruptor cuando se ilumina el estímulo deseado. Esta alternativa requiere menos esfuerzo físico; pero el usuario debe esperar pacientemente. Si el usuario no tiene buenas destrezas de atención, no es la mejor alternativa. (2) Directo, el usuario presiona el interruptor hasta que el cursor se detiene en el estímulo deseado, entonces el usuario suelta el interruptor. (3) Secuencial, el usuario presiona repetidamente para pasar de un símbolo o mensaje a otro. Las capacidades cognitivas del usuario están activas. Recomendable para los que necesitan retroalimentación  inmediata.  Requiere  una mayor capacidad  física.

Voz y volumen: En cuanto a la voz en los comunicadores estáticos, la opción es voz digital. La selección de la misma deberá tomar en consideración la edad y el sexo del consumidor. En algunos comunicadores dinámicos, existen ambas opciones.

Acciones útiles:

  • Tenga disponible varias baterías.
  • Apodere a los interlocutores con información relacionada al mantenimiento del equipo. Explique cada cuánto tiempo el equipo debe ser recargado y limpiado. Diseñe un calendario de mantenimiento y asigne quiénes realizarán dicha tarea.
  • Establezca criterios para determinar en qué momento el equipo debe ser reprogramado.  Es importante evaluar la efectividad de los iconos.
  • En las plantillas de comunicación alternativas, programe para que el usuario pregunte, solicite atención e inicie una conversación.
  • Programe el contenido del comunicador con un vocabulario funcional y frases relevantes a los ambientes de participación del usuario.
  • Respete la personalidad del usuario y la manera en la cual desee expresar lo que siente.  Nadie está exento de ser censurado.
  • Estimule al usuario a tomar riesgos, cometer errores y asumir las consecuencias.
  • Tenga en mente cambiar la unidad una vez esta no llene las expectativas y necesidades del usuario. 

Referencias:

  • Beard Lawrence, B.C. (2011). Assistive Technology Access for All Students, New Jersey: Pearson Education Inc.
  • Wikipedia. (13 de diciembre de 2010). Wikipedia, the free encyclopedia. Recuperado  el 13 de enero de 2011 de www.wikipedia.org  http://en.wikipedia.org/wiki/Augmentative_and_Alternative_communication
  • Wikipedia. (20 de septiembre de 2010). Wikipedia, the free encyclopedia. Recuperado el 24 de agosto de 2011 de www.wikipedia.org http://en.wikipedia.org/wiki/Switch_access_scanning

Acciones de Documento